image image image image
Obituary: Father Bruce Natsuhara dies at 62

 

Rev. Bruce Kiyoshi Natsuhara, 62, died Tuesday in Oklahoma City. Father Natsuhara was born July 3, 1952, in Los Angeles. He was ordained on May 13, 1978, in Rome and incardinated in the Archdiocese of Oklahoma City on Oct. 17, 1989.  Father Natsuhara attended Queen of Angels Minor Seminary in San Fernando, Calif.; St. John’s College in Camarillo, Calif.; and the Pontifical University of St. Thomas in Rome.

Read the Full Story
Bishop McGuinness Catholic High School Files Lawsuit

 

Lawsuit addresses OSSAA’s violation of student rights

OKLAHOMA CITY (Sept. 8, 2014) – A federal lawsuit filed Monday by Bishop McGuinness Catholic High School challenges a rule adopted by the Oklahoma Secondary School Activities Association that unfairly targets private high schools and forces student athletes to compete against teams from schools six times their size.

The lawsuit, filed in U.S. District Court for the Western District of Oklahoma, challenges Rule 14, which was adopted by the OSSAA in April 2011. The lawsuit contends that Rule 14 violates the 14th Amendment of the U.S. Constitution as well as Oklahoma law.

Read the Full Story
Archbishop Coakley's call for prayer and penance

 

Archbishop Coakley is calling on all Catholics of the Archdiocese of Oklahoma City to counteract the upcoming challenge to faith and decency through prayer and penance.

He has asked that the Prayer to St. Michael the Archangel be included at the conclusion of every Mass through the Feast of the Archangels on Sept. 29.  He invites all Catholics to pray daily for divine protection through the intercession of this heavenly patron who once defeated Lucifer in his rebellion against the Almighty and who stands ready to assist us in this hour of need.

Secondly, the archbishop has asked that each parish conduct a Eucharistic Holy Hour with Benediction to honor Christ’s Real Presence in the Holy Eucharist before Sept. 21.

Read the Full Story

City of Oklahoma City Contact Information

Mayor Mick Cornett
200 N. Walker Ave., 3rd Floor
OKC, OK, USA 73102
(405) 297-2424
Fax (405) 297-3759
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it
Steve Hill, Chief of Staff
Karen Fox, Executive Assistant 

Office of City Manager Jim Couch
200 N. Walker Ave., 3rd Floor
OKC, OK, USA 73102
(405) 297-2345
Fax (405) 297-2570
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

Read the Full Story

Videos

 This year (2014) the Archdiocese of Oklahoma City has four Jubilarians, Fr. Kevin Devlin and Fr. William B. Ross celebrated 60 years of priesthood, Fr. Jesus Sancho-Martin, OCD celebrated 50 years of priesthood and Fr. Paulose V. Kottackal celebrated 40 years of priesthood. In this video Fr. William B. Ross and Fr. Paulose V. Kottackal reflect back over their priesthoods.

 

Podcasts

A Very Effective Evangelist in a Very Tough PlacePodcast
by Sooner Catholic
Earlier this year, Deacon Roy Forsythe stopped in the Office of New Evangelization to inquire about opportunities for evangelizing prisoners at the county jail where he ministers. He indicated that he has about 10 minutes of one-on-one time with each prisoner, and sometimes there can be 40 men waiting to see him on a given day. With only ten minutes, he doesn’t waste time--he goes for the sale. He then made his sales pitch to me, and I was so impressed that I thought perhaps it might be helpful to others to encounter his method. It is outstanding. Beginning from here, Deacon Forsythe has had the opportunity to bring many prisoners into full communion with Jesus Christ in the Catholic Church. Have a listen, and ponder how you might adapt the same content when you are having dinner with a friend, a chat with a teen, or a conversation with a co-worker. Perhaps more to the point, how could such a sales pitch be built into various ministry contexts with people who need to take a step forward with Jesus? If it can work in a jail, where else can it work?
Date: 5/5/14
Click to Listen
Click for other Podcasts
 
POSITIO ON THE MARTYRDOM OF FATHER STANLEY ROTHER

Archbishop Paul S. Coakley

On Wednesday, Sept. 3, I had the privilege of presenting the Positio on the Servant of God, Father Stanley Rother, to the Prefect of the Congregation for the Causes of Saints in Rome. The Positio is the distillation of all of the historical research and testimony that was painstakingly gathered to examine the course of Father Rother’s life and heroic death while serving as a parish priest at the Oklahoma mission in Guatemala. 

The Positio will be studied by the members of the Congregation, who then will recommend to the Holy Father whether Father Rother can be justly honored as a martyr for the Faith. This is a very important step in the process, which we hope will lead toward Father Rother’s beatification and canonization. I am including the text of my letter to Cardinal Amato that accompanied the Positio at its formal presentation. Please continue to remember this important intention in your prayers!

Read more
 
Positio sobre el martirio del Padre Rother

Arzobispo Pablo S. Coakley

El miércoles 3 de septiembre tuve el privilegio de presentar el Positio sobre el Siervo de Dios, Padre Stanley Rother, al Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos en Roma. El Positio es el resumen de toda la investigación histórica y el testimonio que fueron laboriosamente reunidos para examinar el curso de la vida y la heroica muerte del Padre Rother mientras se desempeñaba como párroco de la misión de Oklahoma en Guatemala.

El Positio será estudiado por los miembros de la Congregación, que luego recomendarán al Santo Padre si el Padre Rother puede ser justamente honrado como mártir de la fe. Este es un paso muy importante en el proceso, que esperamos conduzca hacia la beatificación y canonización del Padre Rother. Estoy incluyendo el texto de mi carta al Cardenal Amato que acompañó el Positio en su presentación formal. ¡Por favor, continúen recordando esta importante intención en sus oraciones!

Read more
 

Escuelas Católicas: Comunidades de fe, conocimiento y servicio

Amo a nuestras Escuelas Católicas. Me hacen sentir orgullosos de esta Arquidiócesis. Cada año espero con interés la oportunidad de visitar a cada una de nuestras escuelas. En esta edición del Sooner Catholic queremos compartir algunas de las razones por las que estamos tan orgullosos de nuestras escuelas. En anticipación de la Semana de las Escuelas Católicas (26 de enero al 1 de febrero) se encuentra un suplemento especial en las páginas que siguen celebrando nuestras Escuelas Católicas como Comunidades de Fe, Conocimientos y Servicio. Esta celebración anual ofrece una oportunidad para afirmar, promover y renovar nuestro compromiso con la misión importante de la educación Católica.

La Iglesia en Estados Unidos ha sido bendecida con la red más fuerte de Escuelas Católicas de cualquier parte del mundo. Además de las muchas finas escuelas fundadas y atendidas por las congregaciones religiosas, nuestro sistema nacional de escuelas parroquiales Arquidiocesanas y Diocesanas no tiene igual.

Las Escuelas Católicas son una parte muy importante de la historia de la Iglesia en los Estados Unidos. De manera significativa, la primera santa nacida en Estados Unidos, Sta. Elizabeth Ann Seton, estableció la primera escuela parroquial en los Estados Unidos. Fue San Juan Neumann, el primer obispo estadounidense en ser canonizado, quien estableció el primer sistema de escuelas diocesanas y sentó las bases de un legado de educación católica que perdura hasta nuestros días.

La fuerza de nuestras Escuelas Católicas es un testimonio de la determinación y el compromiso de nuestros antepasados de entregarle la fe católica a la próxima generación. El clima cultural de la época era a menudo hostil a los católicos, especialmente los católicos inmigrantes. Reconocieron que, además de proporcionar una excelente educación para sus hijos Escuelas Católicas también proporcionan una manera para ellos para transmitir sus valores más importantes, costumbres y creencias a la siguiente generación. Entonces y ahora la primera y principal misión de las Escuelas Católicas es la transmisión de la fe a través de una educación y formación integral de la persona. Las Escuelas Católicas existen para formar discípulos de Jesucristo, que están preparados para vivir su fe y cumplir su misión al servicio de la Iglesia, familia y sociedad. Buenos Católicos son buenos ciudadanos. Siempre ha sido así. Las Escuelas Católicas son insuperables como comunidades de fe, conocimientos y servicio a los demás.

Nunca ha sido fácil el mantener a nuestras Escuelas Católicas. Han florecido gracias al compromiso compartido de padres, congregaciones religiosas de hombres y mujeres y, por supuesto, párrocos y feligreses. En años posteriores, los profesores y personal no docente laical han contribuido con su enorme energía y talento. Todos compartían la convicción de que el sacrificio por las Escuelas Católicas vale la pena. Son una buena inversión. La educación católica ofrece un servicio insustituible a los padres en la proveer la educación, especialmente la educación religiosa, a sus hijos.

Directa o indirectamente, todos nosotros nos beneficiamos de las Escuelas Católicas. Con el fin de garantizar que la educación Católica se encuentre disponible en nuestra arquidiócesis para las generaciones futuras tenemos que asumir nuestra responsabilidad compartida para preservar y fortalecer el legado que hemos recibido de aquellos que vinieron antes que nosotros. Somos los beneficiarios de los sacrificios de los demás. Y tenemos que pensar en los que vendrán después de nosotros.

No podemos dejar que los padres de los niños de las Escuelas Católicas de hoy tengan que asumir a solas el costo total de la educación católica. Para la mayoría de las familias estaría simplemente fuera de su alcance. Las Escuelas Católicas no pueden ser sólo para unos pocos privilegiados que puedan pagarlos. Nuestras Escuelas Católicas han prosperado porque los Católicos han reconocido y aceptado que lo que se requiere es un compromiso compartido y un sacrificio compartido. El futuro depende de nuestra capacidad de mantener este espíritu de mayordomía, o buena administración de nuestros bienes.

Si somos capaces de igualar la creatividad y la gestión que caracterizó la dedicación y el apoyo de las Escuelas Católicas de nuestros antepasados, entonces el futuro de la educación Católica en la Arquidiócesis de Oklahoma City será realmente brillante. Ahora es nuestro turno.